EN EL DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

Sin derechos de la naturaleza, no hay derechos humanos
Este jueves 10 de diciembre, la ONU conmemora un nuevo día de los Derechos Humanos, misma fecha que en 1948 se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En 72 años, el mundo pasó de estar cerrando la segunda guerra mundial a vivir una catástrofe que no reconoce fronteras: no nos referimos solo la pandemia de covid-19, sino que también a la crisis climática que enfrentamos, donde el aumento de la temperatura de la tierra tiene entre sus primeras víctimas, nuevamente, a las personas más vulnerables.
La Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC) hoy presenta “Sin derechos de la naturaleza, no hay derechos humanos”, campaña que hace un llamado a que como sociedad se tenga al cuidado y respeto del medio ambiente como un eje central de nuestras preocupaciones. 
Desde la plataforma que agrupa a más de 140 organizaciones ambientales de todo el país y con filiales regionales en Magallanes y Antofagasta, hacen hincapié en la urgencia de terminar con las zonas de sacrificio y la industria del carbón, la contaminación del mar producto de la excesiva salmonicultura, la privatización del agua, así como también a avanzar en la protección de los glaciares y la acción climática como fuente de justicia social. 
“Hacemos un llamado a reconocer el valor de la naturaleza como base de la vida y a deshacernos de la visión de sus elementos como meros recursos naturales, puestos a nuestra disposición para explotarlos de manera intensiva. Es ese tipo de explotación el que ha provocado graves daños al ambiente, deteriorando nuestras posibilidades de vida y comprometiendo las de las generaciones futuras. En países extractivistas como Chile, este pensamiento también ha dificultado las posibilidades de efectivo desarrollo humano, inclusivo y sostenible”, sostuvo Victor Silva, de la SCAC Antofagasta. 
Por su parte, desde la SCAC recuerdan que existen iniciativas legislativas que apuntan en el sentido correcto, como la ley de glaciares, la ley de cierre de las termoeléctricas al 2025, la ley que ordena la evaluación ambiental de las plantaciones forestales, la ley de delitos ambientales, la ley que prohíbe los plásticos de un solo uso y la reforma al Código de Aguas. Lamentablemente, la mayoría de ellas se encuentra detenida en su tramitación o avanzando de manera muy lenta, por lo que interpelan a la Cámara de Diputados y Diputadas y al Senado, para que aprueben las iniciativas que mejoran la protección del medio ambiente y con ello la protección de los Derechos Humanos
“Esta campaña es para crear conciencia entre la ciudadanía, y para que todos y todas juntas levantemos la voz hacia el país que queremos construir. Estamos ad portas de un proceso constituyente, lo que nos da una oportunidad única de integrar al medio ambiente como un eje central de nuestra sociedad”, agrega Patricia Araya Coordinadora de la SCAC. 
En ese mismo sentido, a través de la campaña invitan a seguir sumando motivos por los cuales visibilizar lo indivisibles que son los derechos de la naturaleza y los derechos humanos, utilizando el hashtag #Lavidaylanaturalezasonuna #Derechosparalavida #DDHHyNaturaleza